Tuesday, August 23, 2016

El comunismo, genera beneficios?

     La interpretación detallada de los eventos políticos, sociales, económicos, jurídicos y sus efectos sobre el país delatan al comunismo como la ideología del mal. Por estos días menguados de caos inducido, los habitantes ya no tan simples asumen que el comunismo, como praxis política, no tiene otra alternativa que la aplicación de lo perverso y abominable para establecer su dominio. No hay manera de contradecir esta certeza; puesto que, es producto de las vivencias personales, no alteradas por la subjetividad, sino mas bien, ratificada in situ por la colectividad nacional. Un país entero sufre los rigores de esta transición política que reduce y humilla a las mayorías en la ruindad de los inconfesables planes de despiadados actores políticos en la tarea diáfana de demenciales esbirros.
     Sin duda alguna, este evento permite a los venezolanos, como a nadie más sobre la Tierra, a aprender y a adquir cognición política, democrática y, lo más importante, a conocer y valorar lo complicado que es la condición humana. De este modo, se demuestra que el desarrollo del país   depende directamente de la superación y el control de los bajos instintos a los cuales son expuestos normalmente los seres humanos.
     Este caos promocionado y cruel genera una respuesta beneficiosa y sorprendente: nos obliga a desaprehender la condición del ser habitante. Por su puesto, éste no es ni será un proceso fácil, ya que se trata de dejar atrás modos de ser o actuar, sostenidos desde siempre por la praxis de anti valores y el desconocimiento de saberes que afectan la armonía y el progreso social. En concreto, esta transformación humana se traduce en el acto de soltar o librarse de conocimientos, hábitos y contumbres inadecuadas, dicho de otro modo, despojarse de la condición de esclavos de la indecencia que reproduce oscuridad; para luego, aprehender o aferrarse a la condición del ser ciudadano, una vestimenta que irradia luz, puesto que, posee conocimientos que están enlazados a comportamientos sostenidos por la praxis ética, -la decencia y la honestidad, por ejemplo, no son fines, es la manera de ser y actuar del ser ciudadano. Entonces, en la medida que se aprende a ser ciudadano, en esa misma proporción se desaprende la condición del ser habitante. Por tanto, se desaprehende la condición del ser habitante, que es un evento lento, y se aprehende la condición del ser ciudadano mediante el desafío de superar esta vergüenza e iniquidad.      
     Esta reflexión no viene de una historia contada en tercera persona, donde el oyente o el lector make himself pictures about relatos de hechos y acontecimientos, para luego tomar una decisión y, probablemente, una actitud sobre eventos sucedidos en lugares remotos y ajenos a nuestro interés. Nada de eso. Ésta es la verificación de una realidad insostenible, inocultable e inconveniente: el comunismo es el infortunio de las ideologías. Sin embargo, produce la transformación de Venezuela en una área geopolítica única, donde los conceptos de democracia y ciudadanía evoluciónan, ascienden a niveles superiores y se edifican anteponiendo la praxis viva de lo ético. Queda claro que, el significado de la calidad ser humano supera el valor de los recursos materiales, en otras palabras, las luces con las que podemos identificar y caminar por el camino correcto es lo que Venezuela demanda para ser el país de las grandes victorias. Es por ello que, la frase de Arturo Uslar Pietri "Sembrar el petróleo" no se corresponde con nuestra realidad, primero somos ciudadanos y después obtenemos el mejor beneficio del petróleo. En definitiva, hoy estamos obligados a trans-formar los habitantes en ciudadanos con virtudes. En este sentido, proclamamos a Venezuela como el país de ciudadanos pues ser ciudadanos con virtudes es ser un ciudadano de Dios.
     

No comments:

Post a Comment