Thursday, October 3, 2013

¿Utopía ciudadana?

   Los fines de la educación van cambiando. Nunca son los mismos. Si los comparamos con las distintas épocas del desarrollo humano, veremos que son distintos, que van transformándose a medida que las necesidades de cada sociedad sugieren girar hacia objetivos claros, que apunten a la solución de una dificultad capacitando o preparando capital humano pertinentemente. Cuando ello se logra, quiere decir que las necesidades formativas son satisfechas y que el pensamiento educacional racionalmente dominante esta en manos de gerentes idóneos, capaces y actualizados.
   La educación de avanzada representa la palanca que impulsa el desarrollo integral de cada país. Según sea el caso, cada sistema educativo deberá definir sus fines de acuerdo con las demandas políticas, sociales, ambientales, económicas y legales. En esta línea, no es un hecho aislado que la educación de los años setenta, por ejemplo, apúntase a la alfabetización y que todavía, en la actualidad, centenares de países así lo requieran porque no han podido superar esta tragedia. Igualmente, no sorprende que ya iniciado el siglo XXI se haga más que necesario impulsar, no sólo, La Educación para Todos, como uno de retos del milenio en cuestión educativa, sino que es indispensable que la educación mire hacia temas de igual o superior significado: la formación de un nuevo ser humano.
  Veamos, leer y escribir es necesario y elemental en la preparación de todo ser humano, pero la educación actual ha fallado en la formación de un ser completo. En este sentido, no puede llamarse una educación de calidad cuando sólo se enseña a leer y escribir. Es indispensable que los infantes, adolescentes, adultos y adultos mayores logren cualidades, competencias y aprestos ciudadanos. Eso si sería trascendente, pero desafortunadamente no se ha apuntado hacia estos fines.
   Todo ello nos explica que la calidad educativa está centrada en la lectura y la escritura. Es un error mantener la educación bajo esta perspectiva. Hoy en día, los seres humanos requieren una educación que traspase lo básico y que se adentre en lo complejo, un asunto que la educación tradicional no ha logrado, no ha detectado o simplemente deja de lado. Por ello, a nadie sorprende que en escuelas, liceos y universidades la formación ciudadana no sea tomada en cuenta como componente esencial para los seres humanos que regirán el mundo.

Seguimos soñando con la mejor educación para el mejor país posible. @postmodernidad
Esto no es #utopiaciudadana ...
Todo es posible si es en beneficio de la humanidad

No comments:

Post a Comment